inventando-baldosas-amarillas-logo

Callista, telas y papel pintado inspirados en la naturaleza

De pequeños nos decían eso de “no se toca”, pero no tocar las telas y papel pintado de la colección Callista de Harlequin es imposible. La mano sale disparada hacia las texturas que recorren los vaporosos visillos y los rollos de papel. Pepe Peñalver ha sido el encargado de presentar esta nueva propuesta creativa de Harlequin, marca que la firma española distribuye en exclusiva en nuestro país. Intensos colores se combinan con formas de inspiración floral en esta línea desarrollada por Clarissa Hulse, una enamorada de la naturaleza, que plasma sobre los textiles y el papel sus hallazgos en largos paseos por el campo. Es una colección de colores vibrantes con un diseño cuidado al milímetro, ya que aunque puede parecer tremendamente atrevido usar fuscias, turquesas o mostazas en textiles y papeles pintados sus degradados y combinaciones construyen espacios llenos de vida sin olvidar la calidez. Con su permiso, os presentamos Callista, acompañada de algunos trucos para ayudaros a elegir combinaciones de colores en telas y papel pintado.

Telas y papel pintado de la Colección Callista para Harlequin.

Verdes y turquesas

Combinación atrevida, pero que se ha convertido en una de las tendencias de 2016. El verde intenso en confluencia con el azul reviven espacios, donde la naturaleza y el agua se fusionan para crear vida. Sin duda una apuesta intensa, pero refrescante que aporta luz y personalidad a muebles y paredes de colores neutros.

Harlequin_2016_Callista_18_LR
Elementos florales en azul y verde muy intensos.

¿Cómo combinarlos?

  1. Con grises y blancos. La enorme personalidad de los turquesas y los verdes buscan un equilibrio con grises y blancos que aportan luz a la estancia. Cortinas, lámparas, cojines o manteles de azules intensos y verdes captan todas las miradas en convivencia con muebles, paredes y alfombras en tonos claros.
  2. En la imagen hay dos elementos que nos pueden orientar. El mismo diseño para las cortinas se repite en tonos más suaves para el papel pintado de la pared. En las sillas, las hojas azules se tranforman en blanco roto.
Harlequin_2016_Callista_16_LR
Textiles azules, verdes y grises de Harlequin.

Esta es una de las claves de la actuales tendencias en el mundo de la decoración. Una nota de color intenso puede cambiar por completo cualquier mueble de color neutro. Blancos, cremas, ocres o grises se renuevan por completo con una lámpara, bandeja, cuadro, cojín o mantel lleno de color.

Harlequin_2016_Callista
Lámpara decorada con una de las telas de la colección Callista.

Amarillos y morados

En espacios donde la madera es la gran protagonista el amarillo se convierte en un aliado fundamental para aportar calidez y luminosidad. Callista auna amarillos intensos con morados y grises en elementos de pequeñas dimensiones que se repiten creando la sensación de frondosos arbustos han decidido echar raices en cortinas, cojines o lámparas.

Harlequin_2016_Callista_09_LR
Textiles y papel pintado de la colección Callista en tonos amarillos.

¿Cómo combinarlos?

  1. Tramas más densas con dibujos más ligeros. Si en algún momento nos decantamos por papeles pintados o textiles con diseños muy cargados es recomendable que usemos combinaciones donde se reduzca considerablemente esa sensación de exceso. Un papel pintado, como el de la imagen, donde las hojas asemejan helechos, contiene una trama llena de líneas que necesita otro punto de atención más descargado. Las cortinas donde predomina el color y el sofá de capitone equilibran a la perfección el espacio.
  2. Grises, linos y tercipelo. Parte de la colección Callista se presenta en sedas vaporosas que juegan con la luz. Según el reflejo cortinas y visillos pueden brillar o mantenerse más opacos. Para los cojines encontramos sedas combinadas con linos y terciopelos en grises o en amarillos lisos. Gran parte de las hojas que se extienden y recorren las telas están bordadas aportando relieve y textura a las piezas.
Harlequin_2016_Callista_14_LR
Apuesta de Callista por los grises y amarillos.

Fucsias

Uno de los elementos que diferencia a Callista es su uso del color. Sin duda alguna, colores de una intensidad que captan a simple vista la atención, pero que juegan con los diversos tonos en una trabajo de degradados que recuerdan a paisajes naturales. La luz natural hace que cualquier planta, árbol o flor tenga diversos colores según su posición y Clarissa Hulse ha querido captar esa variación en sus creaciones.

Harlequin_2016_Callista_08_LR
Papel pintado con degradado de colores.

¿Cómo combinarlos?

  1. Patchwork. Cuando el papel pintado o las cortinas nos plantean degradados de diversos colores la combinación de tonos, texturas y materiales puede multiplicarse con elementos lisos en convivencia con otros mucho más recargados.

    Harlequin_2016_Callista_07_LR
    Salón decorado con textiles de Callista.
  2. Muebles, techos y puertas de colores neutros. Dejemos que el protagonista sea el papel pintado. Pero al segundo vistazo, ¿quién no se ha fijado en el mueble, las puertas, la trama del suelo y el techo?
Harlequin_2016_Callista_25_LR
Paredes decoradas con papel pintado.

Azules, blancos y plata

Una de las combinaciones más veraniegas siempre ha sido el blanco y el azul, que en este caso suman el plata. Crea un efecto degradado junto a las tramas ramas que se mezclan en blanco y azul.

Harlequin_2016_Callista_30_LR
Papel pintado en azul, blanco y plata.

¿Cómo combinarlos?

  1. Blanco y color hueso. Una apuesta segura cuando el azul y el blanco aparecen entremezclados y conjuntarlos con elementos de grandes dimensiones de color hueso o blanco. La alfombra y la colcha son una muestra.
Harlequin_2016_Callista_29_LR
Dormitorio decorado con papeles y textiles de Callista.

Nuestra opinión

¿Qué nos parece Callista? Esta línea de papeles y textiles llega como una bocanada de aire fresco que permite infinidad de combinaciones haciendo que según nuestro atrevimiento podamos crear espacios más neutros o con colores más vivos. La idea de incorporar texturas al papel y a la tela es una de nuestras debilidades. Creemos que este tipo de materiales deben estar diseñados para disfrutar con ambos sentidos, la vista y el tacto. Las ramas que se entremezclan y superponen junto a los degradados nos parecen un auténtico acierto. Aunque Callista está pensada para paredes, tapicería, cortinas, manteles o cojines… creemos que sus papeles y telas podrían ser un material perfecto para decorar muebles. Os dejamos una imagen de sus algunos papeles y os invitamos a imaginarlos en las puertas de armarios, fondos de vitrinas o cabeceros de camas.

Harlequin_2016_Callista_24_LR
Papeles pintados de la colección Callista de Harlequin.
Facebook
Twitter
Email
WhatsApp

6 comentarios

  1. Verdes y turquesas sin duda, aunque ese papel amarillo en degradado me parece impresionante!!!
    Tiene una coleccion impresioanante, mil gracias por traernosla aqui!!
    Feliz semana!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados

Como organizar tu trastero

Un trastero es una solución perfecta para ganar espacio en casa. Para aquellos que tienen niños o hobbies que incluyen

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies